Hatha Yoga

El yoga, entre otros muchos aspectos, trabaja a partir del cuerpo, la respiración, la concentración y la relajación.

Las asanas o posturas purifican y revitalizan el sistema nervioso, tonifican las articulaciones y la musculatura y fortalecen el cuerpo. Mediante pequeños movimientos y conciencia de la respiración, se llega a las posturas respetando el cuerpo, sus posibilidades y limitaciones haciendo que sea más flexible.

Con ejercicios de respiración – pranayama – abrimos espacios movilizando la energía vital consiguiendo calmar la mente.

El yoga nos ayuda a mejorar la concentración ya encontrar un estado meditativo. Con la relajación se liberan las tensiones.

La práctica del yoga fomenta la salud, la juventud y la longevidad y ayuda a tener una visión clara, a liberar la mente ya vivir con más plenitud.

RECOMENDACIONES PARA LA PRÁCTICA DEL YOGA

  • ROPA: Traer ropa cómoda para facilitar los movimientos y una toalla/pañuelo.
  • COMIDA: Procurar no haber comido dos horas antes de la clase.
  • PROBLEMAS FÍSICOS: La profesora debe estar informada de cualquier dolor o molestia para poder ajustar la práctica.
  • PUNTUALIDAD: La asistencia y la puntualidad son importantes para respetar al resto del grupo, y para aprovechar toda la sesión. Así como la constancia y regularidad para obtener resultados.
  • PRÁCTICA: La regularidad en la práctica y darse un espacio para uno mismo son muy importantes.

Profesoras: Marta Capdevila, Consol Bofill y Monica Blume