Reflexología Integral

Aplicando una presión controlada con la punta de los dedos sobre diferentes puntos del cuerpo, se pueden tratar problemas de todas sus partes incluso de los órganos internos. Cada área refleja está relacionada con una zona de nuestro sistema, en concreto mediante una serie de líneas longitudinales y transversales.

Durante un sesión se trabajan todos los puntos reflejos, aunque se presta una especial atención a las áreas relacionadas con dolencias específicas.

La reflexología integral trabaja los pies, las manos, las orejas, el pecho, la cara, la cabeza y el esquema. El masaje produce un profundo descanso, bienestar y equilibrio físico.

 

TERAPEUTA: NATALIE SOAVE